Bajo fuegoA Sir Martin Sorrell, CEO de WPP, lo acusan de uso indebido de fondos, ¿podría la firma de publicidad sobrevivir sin él?
Sir Martin Sorrell, CEO de WPP.
06:00ADREW HILL

En 1985, el hijo del director general de Wire & Plastic Products (WPP) registró sus primeras impresiones del hombre que transformó al humilde productor de cestas de alambre en un coloso de la mercadotecnia y medios.

Martin Sorrell y su socio de negocios eran "personas impresionantes y dinámicas", escribió Ian Simpson en su diario. "Sorrell es ligeramente más sofisticado… afable, con confianza y espectacular".

Esas son descripciones que todavía son válidas para el jefe de mercadotecnia de 73 años, siempre bronceado y al que le gusta tener todo el control. Recibió el título de caballero en el año 2000 -escogió un lema en latín que significa "persistencia y velocidad" para su escudo de armas-. Sir Martin se mantiene como un incansable promotor de los intereses de WPP en todo el mundo, y los suyos, dirían los críticos.

Recientemente, el consejo de administración de WPP pidió a las firmas de abogados que investiguen las denuncias de mala conducta de Sir Martin. Se dice que las acusaciones se relacionan con el supuesto uso indebido de los fondos de la compañía; Sir Martin los niega "rotundamente".

TE RECOMENDAMOS: Crecimiento mundial, afectado

Al principio, la filtración de la investigación de la junta afectó el valor de las acciones, que incluye la participación que tiene Sir Martin y su familia, de poco menos de 2%. Sacudió el control que tiene sobre el conglomerado que construyó a través de una serie de ambiciosas adquisiciones, entre ellas las de las agencias J. Walter Thompson, Ogilvy y Young & Rubicam. "Mi compromiso con la compañía sigue siendo total, con nuestra gente, nuestros clientes, nuestros accionistas...", dijo en un comunicado. La pregunta es: ¿qué tan fuerte es el compromiso de esos accionistas y personas interesadas con Sir Martin?.


"Afirman que la filtración sobre la investigación llegó desde la cima, lo que sugiere que comienza a disminuir su poder".
Nacido en el noroeste de Londres, Sir Martin creció como hijo único (su hermano mayor murió al nacer). Su padre Jack, un inmigrante judío de primera generación, manejaba una cadena de tiendas de productos eléctricos y le pasó a su hijo la vena empresarial.

Sir Martin está orgulloso de su educación: Aske's Boys' School de Haberdashers, Christ's A Sir Martin Sorrell, CEO de WPP, lo acusan de uso indebido de fondos, ¿podría la firma de publicidad sobrevivir sin él? College, Cambridge y la Escuela de Negocios de Harvard. Pero él comenzó a emprender a los 40 años, a través del puesto de director financiero en Saatchi & Saatchi.

Después de comprar Ogilvy, en 1989, WPP estuvo a punto de declararse en quiebra. "En privado, aceptaba alegremente sus preocupaciones, pero no mostraba absolutamente nada del efecto de estar cerca del acantilado...", recordó, en 2015, Jeremy Bullmore, el veterano ejecutivo de publicidad y confidente de Sorrell. (Sir Martin y otros ejecutivos de WPP no quisieron hacer comentarios para este artículo).

David Ogilvy, fundador retirado de la agencia del mismo nombre, lo describió como un "odioso pequeño pedazo de mierda" (que el Financial Times atenuó para describirlo como "un pequeño imbécil odioso", una calificación que deleitaba al pequeño Sir Martin).

Después de un amargo divorcio de su primera esposa en 2005, con quien tuvo tres hijos, se casó nuevamente con Cristiana Falcone en 2008. Esperó cuatro años para decir que sí porque, dijo, ella "quería ver que el producto era bueno, no solo el de ventas". Su hija nació el día de la elección de Donald Trump, en noviembre de 2016. Sin embargo, hay pocos indicios de que el publicista septuagenario empiece a desacelerar.

Sir Martin ahora prefiere adoptar una postura de estadista. Le gusta ofrecer sus puntos de vista sobre tendencias tecnológicas y geopolítica. Ha hecho llamadas proféticas sobre la promesa de China y los medios digitales.

Sir Martin también se convirtió en el símbolo del Reino Unido de los ejecutivos con altos sueldos. En 2012, defendió su remuneración, en contra de los consejos de algunas de las personas cercanas a él. Escribió en el Financial Times que pensaba "comportarse como un propietario, en lugar de un 'gerente con una alta remuneración'... fue el objetivo del ejercicio". Su paquete salarial no ha regresado a su punto máximo de 70 millones de libras que obtuvo en 2015, pero las luchas recientes de WPP mantienen a Sir Martin en un implacable centro de atención. Las acciones cayeron más de un tercio en el último año debido a que las marcas comenzaron a desviar el gasto de las agencias.

El control que tiene Sir Martin sobre los directores no ejecutivos de WPP solía ser absoluto. Algunas personas afirman que la filtración de la investigación por parte del consejo de administración llegó desde la cima, lo que sugiere que comienza a disminuir su poder, justo cuando la empresa se enfrenta a desafíos sin precedentes.

Las acciones de WPP podrían sufrir si se retira su maestro de pista. La firma está integrada por un circo de compañías con marcas independientes, con más de 3,000 oficinas en 112 países.

El consejo de administración dijo durante mucho tiempo que era una prioridad la planeación de la sucesión, aunque todavía no llega un sucesor obvio. Independientemente de que el valor del conglomerado sea o no mayor que la suma de sus partes, una salida abrupta de Sir Martin causaría confusión.

Según un rival, el director ejecutivo mantiene unido a WPP, "como uno de esos cuidadores de perros que sacan a pasear a cientos de perros. Mientras él esté allí todos deben ir en la misma dirección", pero sin correa es difícil saber hacia dónde correrán.


NOTAS RELACIONADAS

  • Financial TimesLa inversión éticaEl más grande gestor de fondos del mundo, BlackRock, da a sus clientes una opción única: empresas no relacionadas con las armas.