Los baches de Tesla El mercado masivo no ha sido fácil de alcanzar para la armadora californiana.
La ultramoderna Tesla opera a sus robots manualmente en sus plantas de ensamblaje.
06:00Peter Campbell

El fabricante de automóviles eléctricos californiano trata de convertirse en un participante del mercado masivo al producir cientos de miles de vehículos Model 3 a precios competitivos.

Pero los problemas empiezan a llegar y ya hay retrasos en sus objetivos a corto plazo. El semestre pasado buscó producir 1,500 vehículos Model 3. Al final armó 260.

Tesla retrasó su objetivo de fabricar 5,000 autos Model 3 a la semana por tres meses hasta marzo, culpando principalmente a su fábrica de baterías en Nevada por los retrasos.

Las acciones de Tesla cayeron 6.8%. Esto en parte a causa de los cambios fiscales que planea el gobierno de Estados Unidos donde se plantea eliminar un incentivo para los compradores de automóviles eléctricos, algo que fue crucial para el atractivo del Model 3 y otros autos eléctricos para el mercado masivo.

El Financial Times, a través de más de una docena de entrevistas con personas cercanas a las operaciones de producción de Tesla, durante varias semanas, identificó algunos procesos que Musk califica como "desafortunados".

Los posibles problemas que descubrieron incluyen a los trabajadores en su planta que se encuentra en Fremont, California, quienes operan manualmente robots que deberían ser automatizados, varios excedentes de costos y retrasos de los proveedores debido a los cambios tardíos en las especificaciones de diseño, y dificultades para secuenciar las piezas una vez que llegan a la planta, lo que lleva a una gran cantidad de vehículos sin terminar que salen de la línea.

Durante la presentación de resultados trimestrales, en donde se mostró un aumento de 67% en las pérdidas, después de impuestos para llegar a los 671 millones de dólares (mdd), Tesla expuso algunos de sus "cuellos de botella" de la producción.

La compañía dijo que un subcontratista en su fábrica de baterías "realmente lo arruinó", lo que obligó a algunos trabajadores a fabricar paquetes de baterías a mano en lugar de utilizar el sistema automatizado. Sin embargo, la situación que Tesla describió también se repite en su principal planta de ensamble en Fremont, en relación con varias personas que son testigos del proceso de producción.

Los robots Kuka que se instalaron, diseñados para acelerar la producción, todavía se operan a mano, según dos personas que visitaron la planta de ensamble en Fremont.

TE RECOMENDAMOS: Escasez de cobalto desafía futuro de coches eléctricos

En la planta Sunderland de Nissan, en el Reino Unido, considerada una de las fábricas más eficientes del mundo, la compañía estima que solo seis minutos de inactividad en la línea generan pérdida.

Una persona que visitó la planta Tesla notó que la línea se detenía para realizar inspecciones de calidad. "No era eficiente", dice.

En varias ocasiones, la empresa envió automóviles de la fábrica que no contaban con piezas clave, como módulos de computadora, tableros digitales o, incluso, asientos. Estas piezas se enviaron a los concesionarios propiedad de Tesla, que más tarde ensamblaron en el vehículo antes de completar los envíos a los clientes, de acuerdo con varias personas familiarizadas con la práctica.


1,500 vehículos pretendió producir Tesla el semestre pasado; solo armó 260.
Un portavoz de Tesla dijo: "Tesla mejora sus automóviles constantemente con actualizaciones inalámbricas y, a menudo, mejoras de diseño y hardware. De vez en cuando, incluso, enviaremos nuevas piezas certificadas para un automóvil en el centro de entrega si esos artículos se actualizaron después del envío del vehículo. Este proceso puede ser desconocido para algunos ensambladores, pero funcionó muy bien con nosotros".

Si bien la práctica poco habitual funciona mientras produces decenas de miles de autos al año, es insostenible con volúmenes grandes. A la fecha, Tesla produjo 250,000 automóviles en sus 14 años como compañía y quiere fabricar 1 millón de autos al año para 2020.

Otra área de posible debilidad en el proceso del Model 3 son las relaciones de Tesla con sus proveedores, de acuerdo con al menos cuatro personas. Tesla insiste en que no hay problemas con su cadena de suministro.

"El proceso es realmente complicado", dice una persona que trabajó para Tesla en la mejora de la eficiencia en el proceso de producción del Model 3, pero que ya no labora con la compañía.

"Si lo haces mal, los componentes se acumulan y los automóviles salen incompletos de la línea de producción", comenta.

Uno de los mayores problemas para Tesla es que los cerca de 500,000 clientes que esperan con depósitos de mil dólares para un Model 3 retiren su dinero y lo gasten con otra automotriz.


NOTAS RELACIONADAS

  • Financial TimesGlobalización sin TrumpLa nueva ola de negociaciones comerciales amenaza con aislar a Estados Unidos.
  • Financial TimesBeneficiados, los más ricos de Estados UnidosEl plan fiscal republicano estadounidense es criticado también por apoyar a los accionistas, ya que el impuesto a las corporaciones bajaría de 35 a 20%.
  • Financial TimesNissan contra TeslaLas armadoras toman en serio la venta de coches eléctricos sobre todo cuando China ya promulgó una política para fomentar el uso de ese tipo de vehículos.