Joaquín López-DórigaCandidato sustituto, misma operación, misma manoEn privado
2018-01-12

Sus fortalezas son las mías.
Florestán

El miércoles le contaba a usted la similitud, calca, de la campaña que a partir de 1994 inició Manuel Camacho Solís, con su operador Marcelo Ebrard, contra la candidatura presidencial priista de Luis Donaldo Colosio, que nunca reconoció, bueno, sí, en la víspera de su asesinato, la tarde del miércoles 23 de marzo de 1994.

Todo comenzó a develarse el jueves 25 de noviembre de 1993, cuando en Ciudad Obregón, Sonora, tierra de Colosio, que lo acompañaba como secretario de Desarrollo Social, en un mitin nocturno Carlos Salinas, que había llevado su candidatura de la mano, dejó ver que él sería el candidato, como se confirmó al día siguiente, viernes 25 en una reunión que le organizó en Aguascalientes con gobernadores, empresarios, legisladores, líderes sindicales, donde le dejó el espacio para presentar un plan de gobierno.

El sábado 27 regresó a Los Pinos, donde tenía citado a Colosio para confirmarle que sería candidato y que se anunciaría al día siguiente, domingo 28.

Ya sabemos que, el lunes 31, Salinas designó a Camacho, que seguía, como seguiría, sin reconocer ni saludar siquiera su candidatura, secretario de Relaciones, adonde se llevó como segundo a Marcelo Ebrard, como había sido en el Departamento del Distrito Federal y siempre. Luego, el 10 de enero de 1994, a 10 días del alzamiento del EZLN, lo designó, le contaba, comisionado sin sueldo para la Paz y la Reconciliación de Chiapas, desde donde, con los suyos, desarrolló la campaña del candidato sustituto, él, porque la campaña de Colosio, aseguraban, no levantaba.

Hoy, cuando está de regreso Ebrard, se revive la misma operación a 24 años de distancia pero cambia el destinatario, no el método: creen que Meade es Colosio y Nuño Camacho y, como dice Andrés Manuel López Obrador en sus discursos, el operador de todo es Luis Videgaray.

Yo solo insistir, citando a Salinas, en aquel no se hagan bolas, el candidato será Meade hasta el final y la única decisión que cuenta, como contó en su designación, es la del presidente Peña Nieto.

Negarlo es confirmar que se les detuvo el tiempo un cuarto de siglo atrás.

Y que, le decía también, olvidan el fracaso de su estrategia, pues ni a la muerte de Colosio Camacho fue candidato, Salinas se decantó por Ernesto Zedillo.

Y si entonces no les funcionó, no veo por qué ahora sí.

Retales

1. SIEMPRE SÍ. Pues la ganó el ex priista y ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo, e irá por el PES, del frente de Morena, como su candidato a la alcaldía de Morelia, que ha ocupado cuatro veces. Siempre ya empezó la amnistía;

2. REGRESO. Después de años de ejercer el periodismo, Rafael González Garza, El Tiburón, está de regreso como jefe de la Oficina del secretario de Gobernación; y

3. FECHAS. El 10 de enero de 1994, Alfonso Navarrete Prida llegó a Gobernación como secretario de su mentor, Jorge Carpizo, venían de la PGR, y este miércoles 10 de enero, 24 años después, regresó pero ya como titular.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com

MÁS ARTÍCULOS

  • Peña, cambios y formas2018-01-11
  • Con Meade repiten operación contra Colosio2018-01-10
  • La elección será entre populismo y PRI2018-01-09
  • Nada de vacaciones: licencias, renuncias y registros2017-12-22
  • Los idus y los cambios de enero2017-12-21