Apuesta Harold Hamm por la demanda de gasContinental Resources agregó una plataforma extra para extracción en Cana-Woodford.
Las producción de hidrocarburos en Estados Unidos.
03:27Ed Crooks

Harold Hamm, uno de los pioneros del auge de petróleo de esquisto de EU, incrementa su inversión en gas en un intento por beneficiarse del aumento previsto de las exportaciones estadunidenses de gas natural licuado.

Hamm, un aliado cercano y asesor del presidente Donald Trump, también se posiciona como un defensor de los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al destacar las ventajas de sustituir el carbón con el gas para la generación de electricidad y de esta manera reducir la amenaza del calentamiento global.

Continental Resources, la firma estadunidense de exploración y producción de la que Hamm es director ejecutivo y tiene 76 por ciento de las acciones, el mes pasado agregó una plataforma adicional para extraer gas en la formación de esquisto Cana-Woodford, en Oklahoma, con lo que llega a un total de seis.

Opera una empresa conjunta con SK Group de Corea en la región, y en junio dijo que busca ampliar su alianza a más proyectos para desarrollar la producción de gas de esquisto y exportar gas natural licuado desde EU.

Aunque Hamm tuvo un gran éxito como productor de petróleo, sobre todo en la formación Bakken, en Dakota del Norte, la participación de gas de la producción de Continental va en aumento, de 37 por ciento en el primer trimestre de 2016 a 44 por ciento en el periodo equivalente de este año.

Continental maneja nueve pozos de perforación principalmente para la producción de gas, y tiene alrededor de 10 que se dedican principalmente al petróleo. "Somos una entidad de oportunidades: no nos dedicamos exclusivamente al petróleo", dijo Hamm al Financial Times. "Muchos de nuestros esfuerzos de exploración se enfocan al gas natural". Agregó que Cana-Woodford tiene una ubicación ideal para abastecer a las plantas exportadoras de gas natural licuado en la costa del Golfo de México de Texas y Luisiana.

El gas normalmente es menos lucrativo que el crudo. En el primer trimestre de este año, Continental vendió su petróleo con un precio promedio de 44.69 dólares por barril, pero el gas tuvo un promedio de solo 18 dólares por contenido equivalente de energía. Sin embargo, Hamm considera que hay perspectivas interesantes en el crecimiento de la demanda de gas a largo plazo, y espera que las exportaciones del gas natural licuado estadunidense suban de alrededor de 3 mil 500 millones de pies cúbicos al día en 2017 a entre 10 mil u 11 mil millones de pies cúbicos al día para 2019, solamente con las plantas de exportación que actualmente están en construcción.

A medida que se aprueben y concluyan más proyectos de licuefacción, espera que esto aumente a entre 30 mil o 35 mil millones de pies cúbicos al día en el largo plazo. A este ritmo, Estados Unidos exportará alrededor de 42 por ciento de la producción total de gas de este año.

Hamm le dio la bienvenida al apoyo de la administración Trump por la rápida autorización de nuevas plantas de gas natural licuado, pero reconoció que no hará una gran diferencia en el ritmo de crecimiento de las exportaciones. Los analistas dicen que una cuestión crítica que frena la inversión en las plantas de exportación de gas licuado no es el ritmo de las aprobaciones regulatorias sino la demanda.

Se espera que el mercado global de gas natural licuado crezca a un ritmo promedio anual de entre 4 y 5 por ciento de 2015 a 2030, según las proyecciones de Royal Dutch Shell, pero el mercado actualmente tiene un exceso de oferta con grandes plantas exportadores que entran a producción en EU y Australia.