Plantean cuota de autos eléctricos en EuropaSocialdemócratas alemanes exigen leyes anticontaminantes más estrictas.
El nuevo vehículo de Faraday Future.
03:43Guy Chazan

El líder del Partido Socialdemócrata -de centro izquierda- de Alemania propuso una cuota de vehículos eléctricos para toda la Unión Europea, al entrar al debate sobre el futuro de la industria automotriz nacional que quedó muy maltratada por el escándalo de las emisiones de diésel de Volkswagen.

Martin Schulz también sugirió leyes más estrictas para los fabricantes de automóviles y un control más riguroso para los niveles de emisiones como parte de un plan de cinco puntos para asegurar el lugar de Alemania como uno de los principales fabricantes de automóviles.

"La industria automotriz alemana debe hacer mejor las cosas respecto a los coches eléctricos", dijo Schulz al periódico Süddeutsche Zeitung. El país "se burló de Tesla", el fabricante estadunidense de coches eléctricos, pero ya no puede darse el lujo de ser tan "arrogante", agregó.

La intervención de Schulz destaca cómo los problemas de la industria de fabricación más importante de Alemania se vuelven cada vez más un asunto político a medida que se acercan las elecciones de septiembre.

La ministra de economía del país, Brigitte Zypries, otra socialdemócrata, apoyó la idea de la cuota, y dijo que podría "aumentar la presión sobre las automotrices para ofrecer los vehículos eléctricos que necesitamos". Pero la Unión Demócrata Cristiana (CDU, por su sigla en alemán), de la canciller Angela Merkel, se opuso. Michael Fuchs, subdirector del bloque del CDU de la canciller en el Bundestag, dijo que tendría más sentido endurecer los estándares de emisiones y "tener una competencia abierta entre las diferentes tecnologías para encontrar la mejor manera de cumplirlos".

La intervención de Schulz se produce después de la "cumbre de diésel" del mes pasado en la que los ministros y los líderes de la industria automotriz trataron de reparar la golpeada reputación del sector automotor y evitar la amenaza de las prohibiciones de diésel en algunas de las ciudades más contaminadas de Alemania.

VW, BMW y Daimler acordaron revisar el software de motor en más de 5 millones de vehículos a diésel para reducir las nocivas emisiones de óxido de nitrógeno. También ofrecerán descuentos para los conductores que quieran cambiar a vehículos más nuevos y menos contaminantes.

Los partidos de oposición y grupos ambientalistas dijeron que las medidas no van lo suficientemente lejos y exigieron modificaciones mecánicas a los motores y a los sistemas de escape.