Derrumban edificio antiguo en TampicoEn 2014 un corresponsal de Ámstedarm visitó el lugar para realizar un reportaje sobre los íconos que unen a Holanda con México.
Colegio Motolinia en Tampico.
21:12Eugenia Gómez

Desde hace una semana, algunos edificios que pertenecen al colegio privado Motolinia, que incluye un edificio de casi un siglo de vida, originalmente diseñado para la realeza holandesa, está en destrucción.

Egresados del institución en diversas generaciones pidieron el rescate del edificio que sirviera como sede al plantel por más de 65 años. "Se les olvidó hacerlo histórico" dijo una mujer a MILENIO Tamaulipas que prefirió omitir su identidad en el sitio donde se realizaron los trabajos de demolición.

A través de Facebook, un grupo de ex alumnos envió la solicitud al gobernador electo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para que interviniera en el derrumbe del inmueble ubicado en Tampico, en la colonia Águila. "Consideramos que una ciudad de progreso no destruye sus edificios históricos". La misiva está enviándose en redes sociales, pero pretende enviarla de manera formal.

Afirmaron que la construcción debe ser preservada por su arquitectura y por ser un emblema del inicio de la industria petrolera en el país, ya que fue edificada en los años veinte del siglo pasado por la "La Corona", una empresa de petróleo subsidiaria de Shell. "Solicitamos sea reconsiderado su rescate, reiterándole que ésta ciudad es de progreso y de atractivos turísticos, pero con una historia; no debemos permitir su extinción pues aporta un gran valor a Tampico".

Durante la expropiación petrolera pasó a propiedad del estado, luego a un particular, donde nace la escuela que primero era exlusiva para mujeres.

El edificio tuvo en un principio el propósito de albergar a la reina de Holanda durante la Segunda Guerra Mundial, cosa que no ocurrió porque ella se instaló en Canadá, informó Marco Antonio Flores Castillo, cronista vitalicio de Tampico, también dijo que en 2014, el lugar fue visitado por un corresponsal de Ámsterdam para la elaboración de un reportaje sobre los íconos que unen a Holanda con México. "Esperemos que se tomen las medidas para su conservación en beneficio del municipio y de su propietario" añadió.

En el 2010, la directora del colegio en nivel secundaria, Magdalena Barragán de Pérez, dio a conocer que el lugar había sido construido "con todo el lujo y lo mejor, incluso llegamos a conocer los muebles, por ejemplo las bañeras y lavabos, todo es de madera en el interior". Así mismo, Marco expuso que las bases "son de calicanto, es decir de piedra braza con cal y ladrillo, los techos son de madera que están cubiertos en algunos casos con pizarra".

"Están derrumbando todo, realmente es una pena, era una joya" manifestaron algunos tampiqueños por medio de redes sociales.

Este martes durante un recorrido hecho por MILENIO Tamaulipas en el lugar, se corroboró que se está tirando la parte antigüa de la propiedad.

Otro grupo, uno de periodistas y auto denominados defensores de la historia de Tampico, solicitan el apoyo para impedir que se derrumbe el edificio histórico que albergaba el Colegio Motolinea.

"Hay demasiadas violaciones a las leyes que regulan las construcciones. Este edificio es histórico ya que tengo entendido que se construyó para recibir a la Reina de Holanda en la Segunda Guerra Mundial… Se está destruyendo la historia de Tampico" comenta desde el grupo ARPAC, un grupo de periodistas y difusores de la historia y la cultura local.