Praga es una ciudad cosmopolita que combina modernidad e historia, cuyos barrios combinan diferentes estilos arquitectónicos. Su casco histórico es Patrimonio Cultural UNESCO.
Praga, el corazón de República ChecaLa capital de República Checa es una de las ciudades más hermosas de Europa, contrasta con la parte oriental y la región occidental, su arquitectura y su esencia refleja el corazón del centro europeo.
06:00José Antonio López Sosa

En la riviera del Moldava hacia el siglo VIII, el matrimonio entre Přemysl y Libuše, dio origen a la dinastía Přemyslida y con ello, tanto a la ciudad de Praga al erigir un castillo como al pueblo checo en su conjunto, de acuerdo con la leyenda.

A lo largo de la historia, esta ciudad en el corazón del centro de Europa fue disputada por imperios y familias nobles. Fue capital del reino de Bohemia, de Checoslovaquia y actualmente de la República Checa.



Arquitectura histórica

La parte histórica de la ciudad es patrimonio de la humanidad, sus calles rodeadas de palacios y casonas dan una imagen de una novela eterna de una plaza a otra. La ciudad pequeña, bajando del castillo, deja ver entre sus empedrados una urbe medieval donde las leyendas están en cada portón, en cada esquina.


El puente Carlos, gótico y el más antiguo de la ciudad, es paso obligado para observar ambos lados del Río Moldava, los cruceros que lo recorren y las torres de las iglesias que cuentan la historia de esta ciudad.

Desde el gótico en la Catedral de San Vito hasta el barroco en la Iglesia de San Nicolás o bien, la antigua Sinagoga en el barrio judío exponen ese carácter cosmopolita que ha tenido Praga desde hace siglos.

Por lo general, en las recomendaciones de viaje a Europa, se combina Praga con las ciudades de Viena, Austria y Budapest, Hungría; sin embargo, la capital checa merece, por lo menos, cinco días para poder recorrer sus principales atractivos.


El hospedaje en Praga

Este es muy variado, desde los hoteles más lujosos, como el Mandarin Oriental o el Four Seasons, hasta hostales para mochileros, pasando por la gama media donde la cadena Vienna House tiene diferentes opciones perfectamente ubicadas.

Las ofertas de Airbnb también son muy amplias, desde casonas enteras, departamentos en edificios históricos o bien, habitaciones compartidas en los sitios históricos de la ciudad.


La gastronomía checa

Es, sin duda, uno de sus principales atractivos, las distintas formas de cocinar el jabalí, el conjunto de ingredientes de la dieta mediterránea con elementos del norte de Europa, vinos blancos de muy alta calidad y, por supuesto, la cerveza Pilsen que es reconocida en todo el mundo.

En la época de frío se sirve el vino caliente, una deliciosa receta que combina un buen tinto con clavo, canela y naranja. Para tener una experiencia completa, hay que terminar la cena con un Becherovka, un digestivo de hierbas de la región.


Praga musical

La ciudad está llena de música, hay largas temporadas de ópera y conciertos sinfónicos, así como cuartetos de cuerdas que a diario se presentan en las iglesias y teatros de Praga. Fue aquí donde Mozart presentó por primera vez su ópera Don Giovanni (Don Juan), donde Antonín Dvořák escribió la mayor parte de su obra musical y donde Franz Kafka se inspirara para escribir parte de su literatura.

Caminar por Praga es como estar leyendo un cuento, una novela o un recital de forma permanente mientras se avanza y se voltea a cada calle, en cada palacio, por cada rincón de la ciudad.



El punto de partida

Praga es desde donde debes partir para conocer un conjunto de ciudades y lugares distintos al resto de Europa. Cada pueblo, cada urbe tiene lugares sorprendentes para vivir experiencias medievales y contemporáneas muy características del centro de Europa. Las ciudades de Brno y Olomouc, las pequeñas villas como Mikulov, Český Krumlov y Kutná Hora son una mezcla de arquitectura medieval, gótica y barroca. Guardan con cautela cada paso de la historia y lucen como aldeas emanadas de una fábula infantil, perfectamente trazadas.


TE RECOMENDAMOS: Tips para ser un viajero ejemplar


Brno

Después de la capital, es la segunda ciudad más grande; tiene tres imponentes iglesias que se vislumbran desde todas partes, la catedral de San Pedro y San Pablo, y los templos de San Jaime y San José. En sus plazas están las clásicas estelas del centro de Europa que conmemoran a las miles de personas que fallecieron durante las pestes.

En esta ciudad está el museo de la Villa Tugendhat, una casa construida a finales de la década de los veinte en el siglo pasado por el arquitecto funcionalista Ludwig Mies van der Rohe. Al entrar parece una casona contemporánea, pero al recorrerla y escuchar la historia, los paradigmas arquitectónicos que rompió y la tragedia que le significó a la familia judío-alemana vivir en ella, se puede percibir la historia de los siglos XIX y XX a través de un elemento tan básico y tan complejo a la vez como lo es la vivienda, el núcleo personal y familiar.


Olomouc

Entre calles empedradas, grandes plazas, templos y palacios contrasta la tercera ciudad más importante de la República Checa con la parte moderna fuera del casco histórico. Es la ciudad con más oferta estudiantil en el país y la vida nocturna está llena de energía y jovialidad en bares, restaurantes y teatros que combinan la diversión con la cultura.

Es una de las regiones más sutiles para caminar y socializar, basta tomar un café en alguna de sus terrazas para tener la experiencia de charlar con la gente local y comprender un poco desde su perspectiva, la historia de este país en los últimos años, sobre todo en la transición del comunismo del siglo XX a la libertad a partir de los años noventa.


Český Krumlov

Uno de los rincones más visitados en la República Checa es este pueblo de ensueño, al sur de Praga y donde nace el Río Moldava. Está custodiado por un enorme castillo, sus calles con un trazo medieval dan lugar a casas que nos llevan al pasado, pareciera ser una escena de una película fincada en la edad media. Hay decenas de galerías de arte y sus paisajes la han hecho uno de los destinos favoritos no solo de los viajeros internacionales, sino de los propios habitantes de Praga.

Las iglesias marcan la influencia que la evangelización tuvo en la región de Bohemia, se conservan mezclando estilos góticos y barrocos.


Kutná Hora

Esta pequeña villa también guarda tesoros únicos del centro de Europa, no solo sus palacios e iglesias cuentan historias, tiene una capilla –de Todos los Santos-en medio de un cementerio cuyos altares y ornamentación fue diseñada con osamentas humanas. La historia cuenta que al edificarla, tuvieron que cavar sobre el cementerio y al encontrar miles de huesos que habían sido enterrados en el lugar, decidieron rendirle honor a estos europeos que fallecieron a consecuencia de guerras y pestes.

Hoy día es uno de los sitios más controvertidos para visitar en el continente, por un lado se observa el culto a los que ahí descansaron hace siglos y por otro, el contraste con los ojos occidentales que ven con miedo nuestro propio destino.

Hay diversos templos góticos en las últimas etapas del románico, en sus paredes podemos ver los restos de algunos frescos y comprender cómo mediante pinturas y formas luminosas con la orientación al este de los altares, se adoctrinaba a la gente no sólo con fines religiosos sino con objetivos de control político.


De un lado al otro

El transporte dentro de la República Checa es ágil y sencillo, el tren de pasajeros conecta prácticamente a todo el país, lo mismo que la red carretera con la señalética uniforme de la Unión Europea y, la facilidad de alquilar un automóvil con la validez que la licencia de conducir mexicana tiene en este país.

Praga –la capital-y las demás ciudades de la República Checa son lugares que merecen más que un par de días en un recorrido multinacional por Europa, de esos que ofrecen las tradicionales operadoras turísticas. Este país vale la pena visitarse como destino único para un viaje en Europa, las experiencias que ofrece no se encuentran con facilidad en ninguna otra región no solo europea, sino del mundo en general.


¿Cómo llegar a Praga desde México?

- Air France vía París

- KLM vía Amsterdam

- Iberia vía Madrid

- Aeroméxico/KLM vía Amsterdam


¿Qué moneda se usa en República Checa?

- La corona checa es la moneda en circulación

- 1 Euro equivale a 27 coronas checas

- En prácticamente todos los sitios se puede pagar con tarjetas bancarias.

NOTAS MÁS VISTAS

  • RegiónProfesor retiene a estudiante, la droga y viola en Tamaulipas
  • Negocios¿Cómo Canadá evita el robo de combustible?
  • Cruz AzulLos ases de Cruz Azul
  • TendenciasHabrá un emoji para apoyar al Tri en la Confederaciones
  • PolicíaBromea con asaltar en Neza, lo amenazan y pide disculpas

NOTAS RELACIONADAS

  • TendenciasEn sus marcas, listos, ¡vacaciones!Para que tus próximas vacaciones sean un éxito, aprovecha las ofertas y tips de los expertos y la posibilidad de hacerlo con anticipación. Este es un gran momento para empezar a planear.
  • TendenciasLos Ángeles para foodiesEsta ciudad es ideal si quieres vivir una de las mejores experiencias gastronómicas de tu vida. Puedes encontrar desde los mejores food trucks hasta los restaurantes más sofisticados y glamorosos.
  • TendenciasEnfermedades más comunes al viajarAlgunos inconvenientes, como la gripe y la fiebre, pueden lograr que esos días de descanso se conviertan en un infierno. Te damos las claves para mantenerte con buena salud, de principio a fin.